hit counter joomla

"CREEMOS NECESARIO PRESERVAR DEL PODER TIEMPO NO PRODUCTIVO PARA CONSTRUIR NUEVOS ESPACIOS DE LIBERTAD"

Frente a ese gran relato hegemónico en el que están incluidos fundamentalmente aquellos que defendieron la autonomía del arte –y siguen haciéndolo–, existe una alternativa mucho más real y “a pie de calle”, tantas veces incomprendida, que funciona hoy con mejor salud que nunca. Esta otra cara de la moneda es la correspondiente a la nacida en los complejos años sesenta tras aquella famosa máxima fluxusiana “ARTE = VIDA” y que vio en Duchamp su principal referente. Para esta vertiente que, como decimos, está resurgiendo ahora con gran fuerza, borrar las fronteras entre un ámbito y otro supone desbordar el cubo blanco, lanzarse a la calle y no dejarse atrapar por nadie ni por nada –ni siquiera por las subidas del IVA en cultura–.

Y es que –quizás porque disfrutan de la gran fortuna de no tener precio–, hablar de Left Hand Rotation supone apelar a una parcela de la creatividad que muchos se resisten a incluir en la Historia del Arte. Sin embargo, inmersos como estamos en esta artificial crisis de valores impuesta, cuando la única manera de transgredir socialmente es ir en contra de la oficialidad que todo fagocita, debemos forzosamente abrir nuestras miras más allá de lo que quieren mostrarnos los de arriba. Por todo ello, suponemos, no estará de más hacer aquí un guiño a unas prácticas artísticas comprometidas socialmente, callejeras, ajenas a la mercantilización del arte, y, sobre todo, libres, como así debieran ser todas ellas. 

Valga esto como breve presentación de lo que esperamos que sea una deliciosa y necesaria dosis de insurrección.


DOZE MAGAZINE: EN ALGUNA OCASIÓN HABÉIS EXPLICADO QUE EL NOMBRE CON EL QUE OS IDENTIFICÁIS ALUDE A UN TIPO DE TORNILLO QUE HAY QUE ENROSCAR EN LA DIRECCIÓN CONTRARIA PARA SU CORRECTA COLOCACIÓN, ¿DE DÓNDE PROCEDE O CÓMO SE ORIGINÓ CONCRETAMENTE ESTE CARÁCTER SUBVERSIVO YA EXPLÍCITO EN VUESTRO PROPIO SEUDÓNIMO?

Left Hand Rotation - El sentido común sustituye a la reflexión, promueve acciones inconscientes. Las primeras intervenciones del colectivo (Acciones Urbanas Absurdas) iban dirigidas a atacar al sentido común que conduce a la asimilación de la ciudad como espacio de control, y la lógica de uso de este tornillo nos servía para identificar y bloquear esta pauta del automatismo social.

DM: POR OTRO LADO, EN RELACIÓN AL MODELO COLECTIVO QUE HABÉIS ELEGIDO PARA TRABAJAR, ¿QUÉ SIGNIFICA PARA VOSOTROS EL TRABAJO COOPERATIVO? O, DICHO CON OTRAS PALABRAS, ¿HASTA QUÉ PUNTO ES DETERMINANTE LA LABOR EN EQUIPO EN VUESTROS PROYECTOS?

LHR: No existen apenas procesos individuales con sentido (o que despierten nuestro interés). Esto aplica no sólo en la praxis; la reflexión y el conocimiento se basan también en procesos colectivos. La figura del individuo autor es una construcción romántica que favorece la perpetuación de un determinado imaginario social. La elección del modelo colectivo es para nosotros un acto de honestidad, de reivindicación de lo real.


"RESPETAMOS LA TENSIÓN ENTRE LO INDIVIDUAL Y LO COLECTIVO, PERO NO EL CULTO A LA PERSONALIDAD”


DM: EN RELACIÓN A LAS DOS PREGUNTAS ANTERIORES, PODEMOS SUPONER QUE LA ELECCIÓN DEL TRABAJO, NO SOLO GRUPAL, SINO DE FORMA ANÓNIMA EN UN MUNDO DONDE LA APARIENCIA DEL CREADOR INDIVIDUAL SE SIGUE LEGITIMANDO EN CASI TODOS LOS ÁMBITOS COMO EL PARADIGMA A SEGUIR ES UN REFLEJO MÁS DE VUESTRO CARÁCTER AGITADOR, PERO CONCRETAMENTE, ¿QUÉ IMPLICA APOSTAR EN EL TERRENO CREATIVO POR EL MODELO DE “COLECTIVO ANÓNIMO”? ¿QUÉ IMPORTANCIA MERECE LA CONDICIÓN DE ANONIMATO PARA VOSOTROS?
LHR: El colectivo es algo más que la suma de sus integrantes, es una plataforma desde la que accionar, y por la que pasan individuos comprometidos con un propósito común. Trabajamos como entidad impersonal, desligada de la figura del individuo autor, porque respetamos la tensión entre lo individual y lo colectivo, pero no el “culto a la personalidad”. Lo que importa es lo que se hace, no quien lo hace. Eliminamos elementos que puedan desviar la atención o pervertir el objetivo final. Cada proyecto tiene un retorno para los individuos que participaron en el proceso, pero no en forma de ego. El valor único de las acciones del colectivo son las experiencias personales e irregistrables que cada uno de los individuos implicados adquiere en el proceso.

DM: EN VUESTROS PROYECTOS REFLEXIONÁIS SOBRE PROBLEMÁTICAS SOCIALES TAN DELICADAS Y COMPLEJAS COMO EL CONSUMISMO DESMEDIDO, LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA O LOS PROCESOS DE GENTRIFICACIÓN, ENTRE OTROS. ¿CÓMO SINTETIZARÍAIS LAS LÍNEAS DE TRABAJO BÁSICAS DE LEFT HAND ROTATION? (INTERESES GENERALES, PROCEDIMIENTOS, METAS, ETC.)
LHR: Las estrategias, objetivos y metodologías del colectivo están en constante cambio, en consonancia con la realidad social. Por lo tanto, es difícil delimitar líneas de acción, ya que siempre sería un ejercicio restrictivo.  Pero podemos compilar lo que, hasta el día de hoy, han sido alguno de los motores de intervención, como por ejemplo: evidenciar mecanismos de control, generar soportes para la reflexión colectiva, modificar la forma preestablecida en que los conflictos se perciben, difundir situaciones silenciadas, articular fuerzas de resistencia implicadas en la reconquista del espacio público, facilitar dispositivos para la transformación social participativa… Y una constante: Left Hand Rotation solo tiene sentido en el ocio y el tiempo libre, pues, como decía Francesco Careri, creemos necesario preservar del poder tiempo no productivo para construir nuevos espacios de libertad.
 
DM: ¿PODRÍAMOS RELACIONAR MUCHOS DE ESTOS INTERESES CON EL CONCEPTO DE “ARTIVISMO”?
LHR: Suponemos que sí, ya que valoramos el potencial subversivo de la acción artística, su capacidad de jugar en la frontera, de confundirse con los demás canales: políticos, económicos, sociales, culturales, afectivos… Y el uso del humor como fuerte herramienta de empatización.

DM: VUESTROS PROYECTOS, REALIZADOS POR TODO EL MUNDO, DESTACAN POR SU FRESCURA Y OSADÍA, ¿CUÁL HA SIDO HASTA LA FECHA EL TRABAJO MÁS GRATIFICANTE PARA VOSOTROS Y EN QUÉ CONSISTIÓ?
LHR: Todos y cada uno de los proyectos en los que, de alguna forma, hemos conseguido formar parte de un proceso colectivo de emancipación y reclamo social, sin importar lo pequeña que haya sido la victoria. Por ejemplo: en 2010 iniciamos el proyecto “Gentrificación no es un nombre de señora”. En estos tres años hemos enfrentado casos de gentrificación y contextos muy diversos, y aprendido que, desde las grandes luchas a las pequeñas conquistas, cada estrategia de resistencia articulada desde lo local y lo colectivo es tremendamente valiosa para romper con la proyección de la gentrificación como proceso inevitable.

DM: DEJANDO A UN LADO MAGNÍFICOS TRABAJOS BASADOS EN LA MÍNIMA INTERVENCIÓN CALLEJERA, COMO LOS PERTENECIENTES A “ACCIONES URBANAS ABSURDAS”, LLAMA LA ATENCIÓN CÓMO LA BASE DOCUMENTAL QUE SE GENERA EN TODOS ELLOS SE EXPRESA EN GRAN VARIEDAD DE FORMATOS COMO EL VÍDEO-TEASER, EL CÓMIC O INCLUSO EL GIF. ¿QUÉ PAPEL JUEGAN LOS MEDIOS TECNOLÓGICOS EN EL DESARROLLO DE VUESTRO TRABAJO? LHR: Leímos recientemente que lo tecnológico está socialmente construido en la misma medida que lo social está tecnológicamente configurado1 y esa es exactamente la medida de la importancia que damos a los medios tecnológicos en lo que hacemos. 


1 Francisco Tirado; Miquel Doménech (2005, novembre-desembre). “Asociaciones heterogéneas y actantes: El giro postsocial de la teoría del actor-red”. AIBR. Revista de Antropología Iberoamericana (ed. electrónica, núm. especial). Madrid: Antropólogos Iberoamericanos en Red.

DM: POR ÚLTIMO, BREVEMENTE, ¿QUÉ OPINIÓN OS MERECE HOY DÍA EL CONCEPTO DE “ARTE” Y QUÉ PAPEL LE ASIGNARÍAIS EN NUESTRA SOCIEDAD ACTUAL?
LHR: Cada uno de los intentos de definición del arte, evidencian que la realidad es mutable, insuficiente e inclasificable.

Entrevista: Diego Luna

Left Hand Rotation
lefthandrotation.blogspot.com.es