hit counter joomla

¡ESPECTADORES!

¡Espectadores! Que nuestras manos modelen, nuestros cuerpos se estremezcan, la lengua deguste y la nariz inhale profundamente pero, sobretodo, como espectadores, que nuestros ojos miren. Mientras nos limitamos a ver, somos meros contempladores del espectáculo que ante nuestros ojos acontece. Podemos sentir apasionadamente, admirar a los ejecutores de la escena, pero lo hacemos tomando una posición pasiva, con el menor esfuerzo y el mínimo reto mental posibles.

Cuando la elección es mirar, al ritual de seducción que todo arte despliega sobre el espectador, se añaden la crítica y la reflexión, componentes activos para la evolución de la oferta cultural.

Imagen: Portada El espectador emancipado, J. Rancière

Los ojos pasivos entorpecen el avance. La mirada crítica, insatisfecha, curiosa y llena de osadía, acontece motor de nuevas posibilidades, nuevos errores y nuevos hallazgos. Es por eso que a menudo las almas hambrientas se van hambrientas, y es que el gusto general es la demanda a satisfacer. El espectador ha sido formado en un tiempo presente con una cultura pasada, creyendo poseer el gusto verdadero a pesar de no hacer más que reproducir el gusto en que ha sido instruido. Aquello que incomoda la mirada es a lo que la vista debe fijarse, debemos ser educadores de nuestros propios sentidos, adormecidos, y entrenarlos con lo que dificulte su estabilidad.

El caudal de conocimiento limará las piedras o las dejará puntiagudas. Contrariamente, los espectadores se dejan sorprender con facilidad, desean deleitarse y todo lo que se les ofrece les hace creer afortunados. Allí donde nada regalan, nadie acude. Allí donde todo es programado, se hacen largas colas. Si somos complacientes, nada evolucionará, no crecerá, no morirà, no se multiplicará. Todo será estático. Asimismo, sin una mirada crítica, nada podemos esperar de los creadores.

Imagen Mercat de les Flors

La mirada es educable y las capacidades e incapacidades de la misma contribuyen a la configuración del espectáculo artístico. La acción del espectador, física y mental, ejemplifica el papel asociativo de todos los elementos creativos dentro del amplio paisaje del arte. Para el desarrollo del debate sobre el espectador como actuante, el Mercat de les Flors propone un taller titulado Performances de la mirada desde el pasado 29 de noviembre hasta el próximo 11 de abril. Lo componen espectáculos, conferencias,talleres prácticos y visitas a espacios de creación. Todo con el fin de promover el movimiento de la mente y la conciencia de un pensamiento contemporáneo para una creación artística contemporánea.

Àngels Margarit

Los Corderos

Joan Català

 

Texto: Lusi Ruiz